Gratitud

Carboncillo 30 x 40 cm

Se sentía tan en deuda con él, que aunque le reconociera lo inmensamente amado que ella le hacía sentir, siempre le devoraba un punto de culpabilidad, por no haber estado siempre, por no haberle dado más, por haberse dejado llevar por su ritmo diario y lo que su vida lejos de él le pedía. Pero era ELLA gracias a ÉL, a su ejemplo diario, a su rectitud sin tacha, a su humanidad por encima de todo, a su cariño incondicional. Siempre que estaba con él le demostraba cariño, sin vergüenza ni prejuicios. No le importaban mucho las miradas curiosas: solo que él se sintiera querido, solo envolverle en amor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s