Salvamento

EVA_GONZALEZ_MORAN

Era (su mirada) como una tuneladora directa a la parte más oscura de su alma. Buscaba el hilo invisible a ese profundo agujero negro que todos guardamos debajo de la cama. Examinó mas allá de su pupila, el iris, las vetas que la luz irisaba. Se coló hasta su verdad por una grieta en el instante en que él bajó la guardia. Quería ver el mar azul y sólo encontró la sombra, vieja y pegajosa como el alquitrán. Tanta soledad por segundo. Entonces supo que nunca lo abandonaría. Dinamitaría su corazón para hacerle insoportablemente feliz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s