Medalla de Acuarela – 85 Salón de Otoño 

Casa de Vacas del Retiro hasta el 28 de Noviembre 

Acuarela / Papel, 120 x 120 cm
Mi padre es la persona más honrada y trabajadora que conozco. Es hijo de la posguerra y de un matrimonio humilde. Fue educado en la importancia de los principios y en dominar la voluntad. Llegó a ser catedrático de Cirugia y un apasionado de su profesión. Todavía hoy, mientras se afeita cada mañana, con los ojos cerrados y repasando la barba con sus dedos, reza en silencio sus oraciones.
Las manos de mi padre han practicado incisiones en cientos de pieles para enmendar lo que la naturaleza torció, sin importarle la hora, ni el cansancio. Solo concentradas en sanar, en resolver problemas, en esquivar tal arteria, en extirpar tal innombrable. Mi padre escribió un tratado sobre las manos digno de publicarse. Las suyas son fuertes y generosas, porque lo han sufrido todo, y todo lo han dado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s