Madre

image

Ella no puede sino protegerla, y la pequeña no puede más que sentirse protegida. Le gustaría ser canguro y llevar a su cria pegada a su cuerpo. Que nada le pase, que siempre la encuentre a tiro de voz. Busca en el epicentro de su sentir, no sabe si en el estómago o en el esternón, el origen de tan profundo amor. No sabe dónde está, pero lo siente mar adentro, en su magma. Verdadero como la tierra que pisa. Siente que puede mimetizarse en cualquier madre, de cualquier recóndito lugar del mundo. Y ella misma se ve como un milagro capaz de engendrar vida. Gracias, gracias, gracias.

Lápices de colores, 40×50

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s